Loading

Configurador AODD

Configurador AODD

Porqué escoger Debem

Intercambiador neumático coaxial antibloqueo patentado

Las bombas Debem utilizan un intercambiador neumático coaxial antibloqueo patentado. Este dispositivo introduce aire comprimido para alterar el equilibrio de la presión de los diafragmas, asistidos por un circuito antibloqueo, garantizando un rendimiento óptimo incluso en las condiciones más críticas. La parte de control (lanzadera) y la parte de potencia (intercambiador) están alojadas dentro de la bomba en un solo bloque, lo cual limita aún más las pérdidas de carga durante la entrada de aire comprimido en la bomba. El intercambiador neumático Debem se puede reparar y/o reemplazar fácilmente. El intercambiador interno está compuesto totalmente por piezas de plástico (excepto el árbol de conexión entre las dos membranas), que evitan los daños ocasionados por fluidos y vapores corrosivos. El intercambiador Debem se entrega lubricado, por lo que el suministro de aire que llega a la bomba no necesita lubricación, sino todo lo contrario, debe mantenerse seco y libre de impurezas como aceite, polvo y condensación. El intercambiador neumático Debem (único en su categoría) está compuesto por poquísimas piezas, por ello es extremadamente fácil de sustituir o reparar.

Resumen de las ventajas:
– Bajo coste de los recambios (sueltos o en kit)
– Fácil de instalar
– Sistema autolubricado
– Sin partes metálicas (solo el árbol)
– Sistema antibloqueo
– Dispositivo de larga duración: más de 50.000.000 ciclos

Descubre nuestras patentes!

Uno de los consumos de aire más bajos del mercado

Los datos sobre el consumo de aire (expresado en Nl/minuto) de las bombas DEBEM son reales, han sido comprobados mediante equipos certificados de vanguardia y se encuentran entre los más bajos que existen actualmente en el mercado. Las bombas DEBEM han sido diseñadas de forma específica para optimizar el espacio en la parte posterior de los diafragmas y los perfiles de espacio volumétricos han sido desarrollados especialmente para garantizar la expansión total de las membranas con volúmenes de aire muy bajos. Las bombas Debem han sido diseñadas para optimizar el consumo de aire independientemente de que se utilicen sistemas de control electrónico que la competencia vende como accesorio, aunque en alguna publicidad engañosa aparezca como suministro estándar. No confíe en empresas que certifican datos técnicos sin tener las herramientas necesarias para hacerlo. Debem cuenta con un banco de pruebas de nueva concepción que incluye un equipo certificado de última generación, creado para probar y certificar los parámetros de sus productos, así como la eficiencia de las bombas, de conformidad con las últimas regulaciones vigentes y de acuerdo con el nuevo proyecto europeo para la INDUSTRIA 4.0.

Datos de caudal

El caudal que declaramos es real, las bombas se prueban con ½ metro de tubería de aspiración, mientras que otras compañías las prueban con el colector de aspiración directamente sumergido en el fluido, razón por la que declaran un 10/15% más de lo que realmente es.

Método fem

El método de los elementos finitos FEA (o FEM – Finite Element Method) es un método computarizado que permite simular la reacción de una pieza mecánica a la vibración, el calor, al flujo de los fluidos y a otras interacciones físicas. El método de los elementos finitos permite predecir el riesgo de rotura, la velocidad de desgaste y el buen funcionamiento de un producto que ya se encuentra en fase de diseño. Aunque se llama Método, el FEM es una herramienta excelente para predecir el comportamiento de un producto en su uso futuro.

¿Cómo funciona? El método FEA subdivide un objeto completo en un número elevado (de miles a cientos de miles) de elementos finitos y discretos de forma tetraédrica. Las ecuaciones matemáticas permiten predecir el comportamiento de cada elemento. El ordenador prevé la reacción del objeto finito mediante la suma de todos los comportamientos individuales, influenciados por las condiciones del entorno:
– Fuerzas que actúan sobre la pieza.
– Fijaciones Elementos de interferencia internos o externos
– Vínculos
– Etc.

Permite simular situaciones críticas para predecir roturas y errores de funcionamiento, definiendo los límites de las aplicaciones mejorables.

Las condiciones de estrés más comunes, simuladas y calculadas sobre la pieza son:

  • Estrés mecánico
  • Vibración mecánica.
  • Fatiga
  • Movimiento
  • Transferencia de calor
  • Fluidodinámica
  • Electrostática
  • Moldeo por inyección de materiales plásticos.

Todo ello compone el meticuloso control de calidad tradicional, en cierto sentido lo anticipa, reduciendo el porcentaje de descarte de las piezas de suministro, y consecuentemente la posibilidad de error en la fase de control y, por último, reduce al máximo la posibilidad de que se produzcan roturas precoces durante el uso de un producto Debem. Un paso más hacia la innovación continua, que llega tan solo un año después de la realización del TestLab, el primer laboratorio IECEx para la certificación de bombas neumáticas, e insiste en la tradición de la satisfacción a largo plazo a la que están acostumbrados los clientes de Debem.

Membranas con perfil LONG-LIFE

Las membranas son el elemento más sometido a solicitaciones durante la aspiración y el bombeo, un proceso durante el cual también deben resistir a la agresión química, a la temperatura del fluido y a la fatiga mecánica. Un proceso de diseño moderno, las pruebas destructivas y un análisis profundo de los resultados han permitido a DEBEM desarrollar las membranas de última generación LONG LIFE. Gracias a su perfil y forma constructiva, estos productos ofrecen una mayor superficie de trabajo y una mejor redistribución de la carga, minimizando la tensión y el estiramiento del material. El perfil de nuestras membranas permite que la tensión mecánica (durante la expansión de la membrana) se distribuya por todo el perfil de la misma, de manera tal que el punto de mayor tensión sea uno solo, al contrario que en otras membranas de diseño similar donde la tensión se produce en varios puntos perjudicando la durabilidad de la membrana. Las membranas pueden suministrarse en los materiales más dispares.

Membranas termoplásticas

Están fabricadas con polímeros termoplásticos que ofrecen una alta resistencia y distribución mecánica de la solicitación:

  • El HYTREL® es un material termoplástico de características únicas, es muy resistente a los golpes, al esfuerzo bajo flexión y al «creep» (deformación). A bajas temperaturas mantiene una excelente flexibilidad bajo esfuerzo, a altas temperaturas logra conservar en buena medida sus propiedades. También resiste el ataque de muchos productos químicos industriales, aceites y disolventes, líquidos ácidos y básicos, aminas y glicoles.
  • SANTOPRENE® Excelente resistencia química a líquidos ácidos y básicos, y alcalinos, es muy resistente a la flexión y resiste bien a la abrasión.

Membrane in PTFE

Este material es conocido por su alta resistencia a la temperatura y a los agentes químicos y corrosivos. Las membranas de PTFE DEBEM se someten a un tratamiento térmico doble para aumentar su elasticidad y durabilidad a lo largo del tiempo. Cada lote se somete a pruebas destructivas, sobre una base de muestra, para comprobar su idoneidad. Esta membrana se puede montar en combinación con una de las anteriores (HYTREL® – SANTOPRENE®) para aumentar la resistencia a los químicos corrosivos y a la temperatura del fluido. El PTFE es químicamente inerte, prácticamente impenetrable. No es apto para metales alcalinos fundidos, líquidos abrasivos, sólidos en suspensión, trifluoruro de cloro u oxígeno ni difluoruro.

Membranas de caucho

Las membranas de caucho DEBEM son muy resistentes y tienen una capacidad única de flexión mecánica gracias a los aditivos específicos añadidos al compuesto del caucho, que también mejoran sus características químicas. Asimismo, cuentan con un refuerzo interno de tela de nylon que permite una mejor distribución de la fuerza sobre la superficie durante las solicitaciones.

  • NBR: Coste contenido, especialmente indicado para fluidos a base de petróleo, hidrocarburos alifáticos, aceites y abrasivos, no es apto para disolventes clorados o ácidos.
  • EPDM: Buena resistencia a los ácidos, básicos y alcalinos, a la abrasión y buena flexibilidad también a bajas temperaturas. No es adecuado con aceites ni grasas minerales.

Prueba de producción

Probamos todas las bombas (100% test), empezando por las pequeñas (MIDGETBOX) hasta las más grandes, las BOXER 503. Dos pruebas separadas: el control de la aspiración y el funcionamiento correcto del producto, y posibles fugas de líquido. No realizamos comprobaciones sobre muestras ni lotes.

Materiales

  • Nuestros plásticos están reforzados con fibras de carbono o fibras de vidrio.
  • Nuestro POLIPROPILENO se somete también a un proceso de estabilización en el que todas las piezas, una vez impresas, se introducen en un horno a 60°C durante unos 15 minutos y se dejan enfriar de forma natural.
  • Nuestro aluminio se obtiene con un procedimiento llamado «fundición a presión» y con una materia prima original de alta calidad, utilizada también por la industria de la automoción.
  • Nuestro SS 316 está certificado por nuestro proveedor italiano y pruebas realizadas al final de cada lote de producción garantizan que para producir los artículos solo se ha utilizado SS 316.
  • Nuestro PTFE se somete a tratamientos especiales para hacerlo más elástico y resistente a la fatiga y al desgaste. Eliminación del cristalino en la preformación de las membranas – SIN DEFORMACIÓN Choque térmico similar al temple de metales, un proceso continuo de calentamiento y enfriamiento que fortalece la estructura molecular.

Solicita información









Quiero suscribirme a vuestra newsletter
Todos los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios